932 251 912 - Mallorca 318, 1º 1ª - 08037 Barcelona info@sensoriomotriz.org

Psicoterapia Sensoriomotriz: utilizar la sabiduría corporal para liberar el potencial humano bloqueado por el trauma

El día a día tras eventos traumáticos, episodios difíciles de trauma y apego, no es algo sencillo; especialmente si esa experiencias se han producido con los cuidadores o figuras de apego de la infancia. Esas experiencias han condicionado a uno a ver el mundo como amenazante o a nosotros mismos como inadecuados. Se trata de situaciones tan difíciles que incluso con un terapeuta experto, a veces puede ser difícil encontrar alivio o resolución y el cliente puede terminar desanimado o atascado en sus patrones de trauma y apego.

La Psicoterapia Sensoriomotriz se enfoca en el movimiento, la postura y la sensación del cuerpo para ayudar a aprovechar ese impulso innato en todos los seres vivos para sanar, adaptarse y desarrollar nuevas capacidades. Al sintonizarse con la sabiduría del cuerpo, la Psicoterapia Sensoriomotriz enseña a los clientes a escuchar a  su propio cuerpo y seguir los procesos inteligentes inherentes del cuerpo y la mente para descubrir las actitudes habituales y automáticas, tanto físicas como psicológicas, mediante las cuales se generan patrones de experiencia poco adaptativos.

La Psicoterapia Sensoriomotriz aborda el cuerpo, las emociones y los pensamientos para promover el bienestar físico, psicológico y espiritual. Al trabajar simultáneamente con el cuerpo y la mente, se revela información que a menudo permanece inconsciente en la terapia convencional de «conversación», y los cambios físicos son más duraderos. La Psicoterapia Sensoriomotriz, por tanto, ayuda a aumentar la integración entre cuerpo y mente.

Una de las ventajas de esta psicoterapia es que permite trabajar con ella al tiempo que se utilizan otras terapias como EMDR, la terapia cognitivo-conductual y psicodinámicas para lograr el máximo beneficio para el cliente.

La Psicoterapia Sensoriomotriz ofrece un enfoque unificado para la curación; una psicoterapia somática que aprovecha la sabiduría del cuerpo del cliente para liberar su potencial.